“LOS BALIZADORES DEL DESIERTO” REGRESA A LA MOSTRA

En 1985, un film tunecino deslumbraba en la Mostra de València. “Los balizadores del desierto”, del por entonces desconocido Nacer Khemir, ganó por unanimidad la Palmera de Oro del festival y el Premio Fipresci con una película que el jurado describió como “mágica y bellísima”. Supuso el reconocimiento internacional de su director, gracias a una obra maestra que es un cuento sufí, una película que discurre como un poema en su búsqueda de las raíces, del amor y de la libertad.

El protagonista de “Los balizadores del desierto” es un joven maestro que llega a una lejana población en medio del desierto con el fin de trabajar con niños que nunca han ido a la escuela. En el pueblo, aparte de los niños, sólo quedan los ancianos, las mujeres y una bella y misteriosa joven, ya que se dice que todos los hombres se fueron en busca del final del desierto. Poco a poco, el maestro se deja embrujar por las doradas dunas de arena y por el canto andaluz de sus balizadores, que intentan marcar los confines del vasto desierto. En este cuento, la magia y la realidad se entremezclan para cantar la belleza de las extensas llanuras de arena.

A través de la delicada atención prestada a la composición de los planos y las secuencias, tratadas como cuadros, y de la poesía de su escritura, Nacer Khemir rendía homenaje al esplendor de la cultura árabe en una película convertida en un clásico, que además marcó un hito en la historia del cine tunecino.

 

 

En 2021, Mostra de València recupera “Los balizadores del desierto” por un doble y feliz motivo. Por un lado, para proyectar al público valenciano la copia restaurada del film, un cuidadoso trabajo realizado por la Filmoteca de Bruselas. Por otro, como complemento de la presentación del libro “El cinema tunisià d’ahir i de hui”, del académico y guionista Tarek Ben Chaabane, que además participa este año en el festival como miembro del jurado internacional. Se trata de una edición bilingüe en castellano y valenciano que supone la primera monografía sobre el tema aparecida en España y que coeditan conjuntamente el festival y el IVC. De este modo, ambas instituciones contribuyen al estudio de la historia y las producciones más recientes de una cinematografía del ámbito geográfico mediterráneo muy poco conocida en nuestro país y con muchas dificultades de acceso a los circuitos de exhibición comercial.

Desde su primera edición, Mostra de València ha acogido más de cuarenta films de producción tunecina, algunos de los cuales han logrado la Palmera de Oro, como la propia “Los balizadores del desierto” o “Halfaouine, el niño de las terrazas” (Férid Boughedir, 1990). Además, grandes personalidades de la historia del cine tunecino como Selma Baccar, Mahmoud Ben Mahmoud, Nouri Bouzid o la recientemente fallecida Moufida Tlatli han visitado con asiduidad la Mostra para presentar sus películas a lo largo de los años, estrechando una relación truncada en 2012, con la traumática cancelación del festival, pero restablecida en 2018, cuando el Ayuntamiento retomó el certamen.

Tarek Ben Chaabane, autor del libro, es profesor de teoría del cine y ha trabajado como editor cultural para varios periódicos, revistas y programas de radio. Formó parte del equipo de Sud Ecriture, que organiza talleres de apoyo a la escritura para primeros o segundos largometrajes de países del África subsahariana, el Magreb y Oriente Medio. Como guionista, ha colaborado con los directores ​​Nawfel Saheb-Ettaba, Ridha Behi, Moufida Tlatli y Mohamed Damak. Ha sido programador del Festival de Cine de Cartago y en la actualidad dirige la Filmoteca de Túnez.

Escribe un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *