LA MOSTRA REIVINDICA A LAS NUEVAS DIRECTORAS EGIPCIAS

Desde los márgenes del cine independiente o de la producción comercial, una nueva generación de directoras surgida en la primera década del presente siglo está cambiando el cine en Egipto. Sus películas ponen el foco de atención en cuestiones de la vida diaria y en la búsqueda de una identidad al margen de los roles masculinos, y se han convertido en parte indisociable del progreso del feminismo en el país, especialmente tras los acontecimientos de la Primavera Árabe, que en Egipto tuvieron como foco la plaza Tahrir, en El Cairo, donde desembocaron a principios de 2011 las manifestaciones que reunieron a miles de personas para protestar contra el régimen de Hosni Mubarak, quien llevaba casi tres décadas en el poder.

Mostra de València-Cinema del Mediterrani quiere destacar el trabajo de estas directoras y este año presenta un ciclo titulado “La revolución de la mujer en el cine egipcio”, integrado por doce películas recientes, muchas de ellas de riguroso estreno en España y la mayoría premiadas a nivel internacional. Como apoyo a las proyecciones, siete de las directoras representadas visitarán el festival para participar en una mesa redonda el 26 de octubre y compartir con los espectadores su mirada sobre las diferentes realidades políticas, culturales y de género del Egipto contemporáneo.

La directora Hala Khalil

Una de ellas es Hala Khalil, que también ejerce la crítica cinematográfica y considera que “la presencia de mujeres en la industria del cine es crucial, especialmente en el guion y la dirección. Es también muy importante contar con más guionistas femeninas, algo que nos falta en la industria egipcia. Siempre he tenido dificultades para encontrar productores que se implicaran en una historia con protagonista femenina”. El ciclo incluye dos de sus largometrajes. Por un lado, “Kas wa lask”/“Cut and Paste” (2006), premiada como Mejor Película en el Arab Film Festival. Se trata de una comedia satírica sobre dos treintañeros que planean casarse para abandonar Egipto, pero cuyos planes se complican. Por otro, “Nawara” (2015), una inteligente reflexión sobre las consecuencias de la revolución de la plaza Tahrir en una joven veinteañera que trabaja como sirvienta para la élite de Egipto, y que le valió a Menna Shalabi para ganar el premio a la mejor actriz en El Cairo y Dubai.

Testimonio directo de las turbulentas jornadas que se vivieron en la plaza Tahrir es “Tamantashar Yom”/“18 Days” (2011), un film colectivo realizado por diez directores y formado por varios cortometrajes independientes que ofrecen testimonio de la revuelta que acabó con la dimisión de Mubarak. Diversas historias autónomas con el denominador común de estar centradas en los dieciocho días que sacudieron Egipto a principios de 2011, y entre las que se encuentran dos firmadas por Mariam Abou Ouf y Kamla Abou Zekri. De la primera, formada en la London Film School y con amplia experiencia en publicidad, en la Mostra de València se podrá ver también “Bebo Wa Bashir” (2011), una ácida comedia protagonizada por una entrenadora de baloncesto que comparte piso con un músico.

Mariam Abou-Ouf

Kamla Abou Zekri está representada con dos títulos:“Wahed-Sefr”/“One-Zero” (2009) es un drama coral que se presentó en el Festival de Venecia y está ambientado durante la final de la Copa África de 2008, entre Egipto y Camerún. Al mismo tiempo, una serie de personajes de diferentes estratos sociales se juegan también sus propias relaciones mientras buscan salir de la realidad cotidiana. Ganó los premios a Mejor Guion y Fotografía en Dubai y el de Mejor Dirección en El Cairo. La otra película de Abu Zekry es “Yom lel-Sittat”/“A Day for Women” (2016). La acción se sitúa en un barrio pobre de la capital egipcia, donde se inaugura una piscina pública. Los domingos están reservados para mujeres, pero la decisión no agrada a los hombres, y la situación da pie a un retrato tragicómico del final de la era Mubarak, que analiza las relaciones de género y toca el tema del creciente fanatismo religioso. Ganó el Premio del Público en el Arab Film Festival.

Otra figura de relevancia en el panorama del cine realizado por mujeres en Egipto es la de Sandra Nashaat, hija de sirio y libanesa que se ha convertido en una de las directoras de mayor éxito comercial del país gracias a títulos como “Masgoon Transit”/“Transit Prisoner” (2008), un trepidante thriller que se adentra en los entresijos del poder para cuestionar sus límites a través de la peripecia de un habilidoso criminal que debe convertirse en agente del gobierno para saldar una deuda con la justicia. Suya es también “El-Maslaha”/”The Deal” (2012), que narra el enfrentamiento entre un estricto oficial de policía y un peligroso narcotraficante, y cuyo rodaje tuvo que posponer en varias ocasiones, precisamente a causa de los sucesos de la Primavera Árabe.

Imagen de “Harag W’ Marag” (Nadine Kahn)

Además, en el ciclo se podrá ver “Harag W’ Marag”/“Chaos, Disorder” (2012), debut de Nadine Kahn, que logró llevar la película a buen puerto pese a los obstáculos de la censura, que inicialmente rechazó el guion. Es una comedia romántica sobre un triángulo amoroso en un barrio marginal de El Cairo que obtuvo el Premio Especial del Jurado en el Festival de Dubai. Y también es una ópera prima “Al-khoroug lel-nahar”/ “Coming Forth by Day” (2012), de Hala Lotfy, graduada en Economía y Ciencias Políticas y fundadora de la compañía independiente Hassala Productions. Se alzó con el Premio Fipresci en Adu Dhabi, donde el jurado destaco que es “una película audaz, personal y profundamente humanista que le impresionó por su lenguaje cinematográfico radical, muy poco común en el cine árabe”.

Cerrando la selección, otros dos títulos relevantes. “Villa 69” (2013) es una tragicomedia dirigida por Ayten Amin y protagonizada por un arquitecto con una enfermedad terminal que vive solo y feliz hasta que se ve obligado a cambiar su rutina diaria cuando su hermana y su nieto se trasladan a vivir con él.Una película que propone al público occidental una versión realista de la sociedad egipcia y que obtuvo los galardones a Mejor Actor y Mejor Dirección en el Festival de El Cairo. Por su parte, “You Come from Far Away” (2018) es un documental de Amal Ramsis sobre la extraordinaria historia de una familia palestina que a lo largo del siglo pasado se dispersó como consecuencia de la guerra civil española, la segunda guerra mundial o la guerra civil libanesa. Fue distinguida como Mejor Documental en el Festival de Cartago.

Kamla Abu Zekry, Sandra Nashaat, Ayten Amin, Mariam Abou Ouf, Hala Khalil, Hala Lotfy y Amal Ramsis estarán en València para hablar de su trabajo y de la situación de la mujer en el cine egipcio, el más importante y de mayor difusión en el mundo árabe, que desde mediados de los años noventa ha experimentado una notable incorporación de mujeres cineastas. Hasta entonces, el número de directoras era aún minoritario, siendo los nombres más conocidos los de las tres pioneras que iniciaron la industria fílmica en Egipto: Aziza Amir, Assia Dagher y Mary Queeny.

Sin embargo, los temas de los trabajos de estas pioneras eran completamente comerciales y basados en los criterios de la época, por lo que no abordaban los derechos de la mujer. Es a partir de los años setenta, y especialmente los ochenta, cuando se empiezan a ver películas en las que aparecen mujeres y se tratan tímidamente sobre sus derechos. De ahí la importancia de esta nueva generación de directoras, que conocen muy bien la situación y las problemáticas del mundo árabe, con una mayor educación cinematográfica, que unida a la viabilidad tecnológica están dando lugar a singulares y múltiples propuestas. Mostra de València-Cinema del Mediterrani ofrece una oportunidad única de escucharlas y de descubrir sus películas.

Escribe un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *