«EL LODO» VISTE DE THRILLER LA ALBUFERA

Una reserva natural azotada por una implacable sequía. Un biólogo conservador que llega con su familia a un entorno hermoso y hostil para poner remedio a la escasez. Y una comunidad de lugareños que sufre los estragos de tanta privación y que no entiende de medidas a largo plazo porque quizá mañana no tenga nada que llevarse a la boca. Esos son los mimbres con los que el director valenciano Iñaki Sánchez Arrieta teje «El lodo», su segunda película, que tendrá su premiere mundial en la Mostra de València-Cinema del Mediterrani.

Este thriller asfixiante con la Albufera como escenario principal -aquí convenientemente transformada en la Laguna Blanca- hace del paisaje un personaje más: primero, porque es determinante para el desarrollo de la historia (los condicionantes climáticos actúan como desencadenante), y después porque esa belleza oscura que desprenden los humedales funciona como metáfora de los conflictos que atraviesan la película.

 

 

El origen del guion que ha dado lugar a «El lodo», cuyos inicios se remontan seis años atrás, surge de un interrogante que rondaba constantemente la cabeza de Sánchez Arrieta: “¿Cómo es posible que no se haya hecho nada en la Albufera?” Quizá por eso la película se inscriba en una determinada tradición del cine español contemporáneo conformada por thrillers que abandonan el entorno urbano para situarse en espacios rurales cuando no directamente en plena naturaleza. En la presentación del rodaje, el realizador valenciano citó «La isla mínima» (Alberto Rodríguez, 2014) y «Tarde para la ira» (Raúl Arévalo, 2016) como películas con las que «El lodo» guarda cierta relación. Las tres comparten, además, la presencia del tres veces ganador del Goya, Raúl Arévalo, que aquí interpreta a Ricardo, el biólogo encargado de velar por el futuro del parque natural. Incidiendo en las particularidades que distinguen el segundo trabajo de Iñaki Sánchez Arrieta de otros films de género, el actor y director madrileño señaló que se trata de una película “con identidad” y que la fuerza de su historia radica en que “si está bien contada desde lo local, se vuelve universal”.

Pero Arévalo no está solo. A su lado, en el papel de su esposa Claudia, figura la también ganadora del Goya, Paz Vega, quien afirmó a La Vanguardia que la relación entre el conflicto de la pareja protagonista y la pelea medioambiental fue lo que la convenció para entrar en el proyecto. De hecho, el elenco está repleto de actrices y actores españoles ampliamente reconocidos por la industria: desde Roberto Álamo, dos veces ganador del Goya, hasta los valencianos Susi Sánchez (Goya a la mejor actriz protagonista en 2019), Joaquín Climent o Juan Gea.

‘El lodo’, que inaugurará la presente edición del festival y que cuenta con el apoyo del Institut Valencià de Cultura y de À Punt Mèdia, es el segundo trabajo de Iñaki Sánchez Arrieta, que ya estrenó su ópera prima «Zerø» (2018) en la Sección Oficial de la 34ª edición de la Mostra de València-Cinema del Mediterrani.

Escribe un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *