“À PREMIÈRE VUE”: EL FUTURO DEL CINE MEDITERRÁNEO

“Descubrir a jóvenes cineastas del Mediterráneo”. Con este lema define su principal objetivo el programa “À première vue”, una selección de cortometrajes procedentes de escuelas de cine de Beirut, Marrakech y Túnez comisariada por COPEAM, en colaboración con la Università Telematica Internazionale Uninettuno.

La Conférence Permanente de l’Audiovisuel Mediterranéen (COPEAM) es una asociación sin ánimo de lucro dedicada a la promoción del diálogo y la integración cultural en el Mediterráneo, a través de la implicación de los principales actores del sector audiovisual, entre los que destacan las radios y televisiones públicas de 26 países, asociaciones profesionales y culturales, instituciones educativas, productoras independientes, autoridades locales de Europa, Balcanes, África del Norte y Oriente Medio y, por supuesto, festivales de cine. Entre ellos, Mostra de València, que este año inicia su colaboración activa con la asociación proyectando esta interesante selección de cortos.

 

 

El programa incluye “Dans les couloirs”, una producción de la ALBA (Académie Libanaise des Beaux Arts) dirigida por Yara Choueiter y protagonizada por un joven conserje de hotel cuya rutina laboral se ve interrumpida una mañana en que se encuentra con una habitación sumida en el caos. A medida que va limpiando y poniendo orden en el lugar, comenzará a establecer una conexión muy particular con la mujer que ocupa la habitación.

De la misma escuela procede “There Must Be Something Wrong”, de Karim Nasr, ambientado en una Beirut vacía y distópica, donde un hombre que lleva mucho tiempo trabajando desde su domicilio recibe un email que le comunica su despido.

El ESAC Gammarth, centro de enseñanza audiovisual tunecino, aporta también dos trabajos. Por un lado, “Craque Madame”, de Meriem Essoussi. Cuenta la historia de una mujer que, tres años después de divorciarse de un maltratador, trata de recuperar su vida. Sin embargo, su exmarido continúa acosándola, hasta que un día ella decide tomar el control de su vida.

La otra propuesta de Túnez es “Rouge, Orange, Vert: Triptyque de la rue”, y como su título anuncia, desarrolla tres situaciones de violencia que se desarrollan de manera simultánea en un cruce de calles durante el cambio de un semáforo. Dirige Aymen Daboussi.

Completan el programa dos cortometrajes marroquís, desarrollados por estudiantes de la ESAV Marrakech. En “Le retour”, de Isabelle Christiane Kouraogo, una joven senegalesa que estudia en Marruecos se entera de que su madre sufre una enfermedad incurable. Pero no dispone de recursos económicos para comprar un billete de avión, así que decide viajar por carretera, donde conocerá a un transportista.

Finalmente, “Heist”, de Adil Ba Jmad, propone una historia curiosa: La de un joven estudiante de una academia de cine que, tras ser expulsado por no pagar la matrícula del curso, decide robar en la propia escuela para rodar una película. Por supuesto, nada saldrá como había planeado.

Una excelente oportunidad para conocer el trabajo de cineastas que, muy pronto, podrían volver a la Mostra para competir con sus primeros largometrajes.

Escribe un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *